Divrei Haiamim Bet 11

Y COMO vino Rejavam a Ierushaláim, juntó la casa de Iehudá y de Biniamín, ciento y ochenta mil hombres escogidos de guerra, para pelear contra Israel y volver el reino a Rejavam.
Mas fué palabra de YHVH a Semeías varón de Dios, diciendo:
Habla a Rejavam hijo de Shlomó, rey de Iehudá, y a todos los Israelitas en Iehudá y Biniamín, diciéndoles:
Así ha dicho YHVH: No subáis ni peleéis contra vuestros hermanos; vuélvase casa uno a su casa, porque yo he hecho este negocio. Y ellos oyeron la palabra de YHVH, y tornáronse, y no fueron contra Iarovam.
Y habitó Rejavam en Ierushaláim, y edificó ciudades para fortificar a Iehudá.
Y edificó a Bet Lejem, y a Etham, y a Tecoa,
Y a Bet-sur, y a Socho, y a Adullam,
Y a Gat, y a Maresa, y a Zifim,
Y a Adoraim, y a Lajish, y a Acechâ,
10 Y a Sora, y a Ajalón, y a Jevrón, que eran en Iehudá y en Biniamín, ciudades fuertes.
11 Fortificó también las fortalezas, y puso en ellas capitanes, y vituallas, y vino, y aceite;
12 Y en todas las ciudades, escudos y lanzas. Las fortificó pues en gran manera, y Iehudá y Biniamín le estaban sujetos.
13 Y los sacerdotes y Levitas que estaban en todo Israel, se juntaron a él de todos sus términos.
14 Porque los Levitas dejaban sus ejidos y sus posesiones, y se venían a Iehudá y a Ierushaláim: pues Iarovam y sus hijos los echaban del ministerio de YHVH.
15 Y él se hizo sacerdotes para los altos, y para los ídolos 1, y para los becerros que él había hecho.
16 Tras aquéllos acudieron también de todas las tribus de Israel los que habían puesto su corazón en buscar a YHVH Dios de Israel; y se viniéron a Ierushaláim para sacrificar a YHVH, el Dios de sus padres.
17 Así fortificaron el reino de Iehudá, y confirmaron a Rejavam hijo de Shlomó, por tres años; porque tres años anduvieron en el camino de David y de Shlomó.
18 Y tomóse Rejavam por mujer a Mahalath, hija de Iarmut hijo de David, y a Abihail, hija de Eliav hijo de Esaí.
19 La cual le parió hijos: a Jeus, y a Shomrón, y a Zaham.
20 Después de ella tomó a Maajá hija de Avshalom, la cual le parió a Abías, a Athai, Ziza, y Selomit.
21 Mas Rejavam amó a Maajá hija de Avshalom sobre todas sus mujeres y concubinas; porque tomó diez y ocho mujeres y sesenta concubinas, y engendró veintiocho hijos y sesenta hijas.
22 Y puso Rejavam a Abías hijo de Maajá por cabeza y príncipe de sus hermanos, porque quería hacerle rey.
23 Y le hízo instruir, y esparció todos sus hijos por todas las tierras de Iehudá y de Biniamín, y por todas las ciudades fuertes, y les dió vituallas en abundancia, y pidió muchas mujeres.

 

  1. Sair, ídolos con forma de macho cabrío.