Shemot 2

Un varón de la familia de Leví fué, y tomó por mujer una hija de Leví:
La cual concibió, y parió un hijo: y viéndolo que era hermoso, le tuvo escondido tres meses.
Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos, y la calafateó con alquitrán y betún, y colocó en ella al niño, y lo puso en un carrizal a la orilla del río:
Y se paró una hermana suya a lo lejos, para ver lo que le acontecería.
Y la hija de Paró descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase.
Y como la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los Hebreos es éste.
Entonces su hermana dijo a la hija de Paró: ¿Iré a llamarte un ama de las Hebreas, para que te críe este niño?
Y la hija de Paró respondió: Ve. Entonces fué la doncella, y llamó a la madre del niño;
A la cual dijo la hija de Paró: Lleva este niño, y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño, y lo crió.
10 Y como creció el niño, ella lo trajo a la hija de Paró, y fue para ella por hijo, y le puso por nombre Moshé, diciendo: Porque de las aguas lo saqué.
11 Y en aquellos días acaeció que, crecido ya Moshé, salió a sus hermanos, y vio sus cargas: y observó a un Egipcio que hería a uno de los Hebreos, sus hermanos.
12 Y miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al Egipcio, y lo escondió en la arena. 1
13 Y salió al día siguiente, y viendo a dos Hebreos que reñían, dijo al que hacía la injuria: ¿Por qué hieres a tu prójimo?
14 Y él respondió: ¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿piensas matarme como mataste al Egipcio? Entonces Moshé tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esta cosa es descubierta.
15 Y oyendo Paró este negocio, procuró matar a Moshé: mas Moshé huyó de delante de Paró, y habitó en la tierra de Midián; y se sentó junto a un pozo.
16 Tenía el sacerdote de Midián siete hijas, las cuales vinieron a sacar agua, para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre. 2
17 Mas los pastores vinieron, y las echaron: Entonces Moshé se levantó y las defendió, y abrevó sus ovejas.
18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, les dijo él: ¿Por qué habéis hoy venido tan presto?
19 Y ellas respondieron: Un varón Egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y abrevó las ovejas.
20 Y dijo a sus hijas: ¿Y dónde está? ¿por qué habéis dejado ese hombre? llamadlo para que coma pan.
21 Y Moshé acordó en morar con aquel varón; y él dio a Moshé a su hija Tzipora:
22 La cual le parió un hijo, y él le puso por nombre Gershom: porque dijo: Forastero soy en tierra ajena.
23 Y aconteció que después de muchos días murió el rey de Mitzraim, y los hijos de Israel suspiraron a causa de la servidumbre, y clamaron: y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre.
24 Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Avraham, Itzjak y Iaakov.
25 Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

  1. Moshé se sentía plenamente identificado con su pueblo Israel, a pesar de haber sido criado en la casa de Paró.
  2. Este sacerdote de Midián, no era necesariamente un sacerdote del Dios verdadero, lo más probable es que era politeísta, ya que más adelante reconoce que YHVH es más grande que todos los otros «dioses» (Éxodo 18:11)