Bereshit 23

Parashat Jaie Sara

Y fue la vida de Sará ciento veintisiete años: tantos fueron los años de la vida de Sará.
Y murió Sará en Kiriat Arba, que es Jevrón, en la tierra de Kenaán: y vino Avraham a hacer el duelo a Sará y a llorarla.
Y se levantó Avraham de delante de su muerto, y habló a los hijos de Jet, diciendo:
Peregrino y advenedizo soy entre vosotros; dadme heredad de sepultura con vosotros, y sepultaré mi muerto de delante de mí.
Y respondieron los hijos de Jet a Avraham, y le dijeron:
Óyenos, señor mío, eres un príncipe de Dios entre nosotros; en lo mejor de nuestras sepulturas sepulta a tu muerto; ninguno de nosotros te impedirá su sepultura, para que entierres tu muerto.
Y Avraham se levantó, y se inclinó al pueblo de aquella tierra, a los hijos de Jet;
Y habló con ellos, diciendo: Si tenéis voluntad que yo sepulte mi muerto de delante de mí, oídme, e interceded por mí con Efrón, hijo de Tzojar,
Para que me dé la cueva de Majpelá, que tiene al cabo de su heredad: que por su justo precio me la dé, para posesión de sepultura en medio de vosotros.
10 Este Efrón se hallaba entre los hijos de Jet: y respondió Efrón jitita a Avraham, en oídos de los hijos de Jet, de todos los que entraban por la puerta de su ciudad, diciendo:
11 No, señor mío, óyeme: te doy la heredad, y te doy también la cueva que está en ella; delante de los hijos de mi pueblo te la doy; sepulta tu muerto.
12 Y Avraham se inclinó delante del pueblo de la tierra.
13 Y respondió a Efrón en oídos del pueblo de la tierra, diciendo: Antes, si te place, te ruego que me oigas; yo daré el precio de la heredad, tómalo de mí, y sepultaré en ella mi muerto.
14 Y respondió Efrón a Avraham, diciéndole:
15 Señor mío, escúchame: la tierra vale cuatrocientos shekel de plata: ¿Qué es esto entre mí y ti? entierra pues tu muerto.
16 Entonces Avraham se convino con Efrón, y pesó Avraham a Efrón el dinero que dijo, oyéndolo los hijos de Jet, cuatrocientos shekel de plata, de buena ley entre mercaderes. 1
17 Y quedó la heredad de Efrón que estaba en Majpelá enfrente de Mamré, la heredad y la cueva que estaba en ella, y todos los árboles que había en la heredad, y en todo su término al derredor,
18 Esto adquirió Avraham, a vista de los hijos de Jet, y de todos los que entraban por la puerta de la ciudad.
19 Y después de esto sepultó Avraham a Sará su mujer en la cueva de la heredad de Majpelá enfrente de Mamré, que es Jevrón en la tierra de Kenaán.
20 Y quedó la heredad y la cueva que en ella había, de Avraham, en posesión de sepultura adquirida de los hijos de Jet.

 

  1. De buena ley, es decir, plata de buena calidad, porque Avraham era un hombre honrado.