Bereshit 11

Era entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras. 1
Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí.
Y dijeron los unos a los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les fue el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla.
Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
Y descendió YHVH para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.
Y dijo YHVH: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un lenguaje: y han comenzado a obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensando hacer.
Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero. 2
Así los esparció YHVH desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
Por esto fué llamado el nombre de ella Bavel, porque allí confundió YHVH el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.
10 Estas son las generaciones de Shem: Shem, de edad de cien años, engendró a Arpajshad, dos años después del diluvio.
11 Y vivió Shem, después que engendró a Arpajshad quinientos años, y engendró hijos e hijas.
12 Y Arpajshad vivió treinta y cinco años, y engendró a Shélaj.
13 Y vivió Arpajshad, después que engendró a Shélaj, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos e hijas.
14 Y vivió Shélaj treinta años, y engendró a Ever.
15 Y vivió Shélaj, después que engendró a Ever, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos e hijas.
16 Y vivió Ever treinta y cuatro años, y engendró a Peleg.
17 Y vivió Ever, después que engendró a Peleg, cuatrocientos y treinta años, y engendró hijos e hijas.
18 Y vivió Peleg, treinta años, y engendró a Reú.
19 Y vivió Peleg, después que engendró a Reú, doscientos y nueve años, y engendró hijos e hijas.
20 Y Reu vivió treinta y dos años, y engendró a Serug.
21 Y vivió Reu, después que engendró a Serug, doscientos y siete años, y engendró hijos e hijas.
22 Y vivió Serug treinta años, y engendró a Najor.
23 Y vivió Serug, después que engendró a Najor, doscientos años, y engendró hijos e hijas.
24 Y vivió Najor veintinueve años, y engendró a Téraj.
25 Y vivió Najor, después que engendró a Téraj, ciento diecinueve años, y engendró hijos e hijas.
26 Y vivió Téraj setenta años, y engendró a Avram, y a Najor, y a Jarán.
27 Estas son las generaciones de Téraj: Téraj engendró a Avram, y a Najor, y a Jarán; y Jarán engendró a Lot.
28 Y murió Jarán antes que su padre Téraj en la tierra de su naturaleza, en Ur de los Kasdim.
29 Y tomaron Avram y Najor para sí mujeres: el nombre de la mujer de Avram fué Sarai, y el nombre de la mujer de Najor, Milká, hija de Jarán, padre de Milká y de Iská.
30 Mas Sarai fué esteril, y no tenía hijo.
31 Y tomó Téraj a Avram su hijo, y a Lot hijo de Jarán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Avram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Kasdim, para ir a la tierra de Kenaán: y vinieron hasta Jarán, y asentaron allí.
32 Y fueron los días de Téraj doscientos y cinco años; y murió Téraj en Jarán.

 

  1. La lengua de toda la humanidad era el hebreo.
  2. El Eterno habla con los ángeles, por eso dice: «descendamos» y «confundamos».