Bamidbar 13

Parashat Shelaj Leja

1 Y YIHWEH habló a Moisés, diciendo:
2 ‘Envía tú hombres para que reconozcan la tierra de Canaán, la cual doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.
3 Y Moisés los envió desde el desierto de Parán conforme al mandamiento de YIHWEH; todos ellos hombres que eran cabezas de los hijos de Israel.
4 Y estos eran sus nombres: de la tribu de Rubén, Samua hijo de Zacur.
5 De la tribu de Simeón, Safat hijo de Hori.
6 De la tribu de Judá, Caleb hijo de Jefone.
7 De la tribu de Isacar, Igal hijo de José.
8 De la tribu de Efraín, Oseas hijo de Nun.
9 De la tribu de Benjamín, Palti hijo de Raphu.
10 De la tribu de Zabulón, Gadiel hijo de Sodi.
11 De la tribu de José, a saber, de la tribu de Manasés, Gaddi hijo de Susi.
12 De la tribu de Dan, Amiel hijo de Gemalli.
13 De la tribu de Aser, Sethur hijo de Michael.
14 De la tribu de Neftalí, Nahbi hijo de Vofsi.
15 De la tribu de Gad, Geuel hijo de Machi.
16 Estos son los nombres de los hombres que envió Moisés para reconocer la tierra. Y llamó Moisés a Oseas, hijo de Nun Josué.
17 Y Moisés los envió a reconocer la tierra de Canaán, y les dijo: ‘Subid acá al sur, y subid a las montañas;
18 y ved la tierra, lo que es; y el pueblo que mora en ella, sean fuertes o débiles, sean pocos o muchos;
19 y cuál es la tierra en que habitan, si es buena o mala; y en qué ciudades habitan, ya sea en campamentos o en plazas fuertes;
20 y cuál es la tierra, si es frondosa o flaca, si hay en ella madera o no. Y tened buen ánimo, y traed del fruto de la tierra.’ Ahora el tiempo era el tiempo de las primeras uvas maduras.
21 Subieron, pues, y reconocieron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rehob, a la entrada de Hamat.
22 Y subieron al sur, y llegaron a Hebrón; y estaban allí Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac. Hebrón fue edificada siete años antes que Zoan en Egipto.
23 Y llegaron al valle de Escol, y cortaron de allí un sarmiento con un racimo de uvas, y lo llevaron sobre un poste entre dos; tomaron también de las granadas y de los higos.
24 Llamaron aquel lugar valle de Escol, por el racimo que cortaron de allí los hijos de Israel.
25 Y volvieron de reconocer la tierra al cabo de cuarenta días.
26 Y fueron y vinieron a Moisés, a Aarón ya toda la congregación de los hijos de Israel, al desierto de Parán, a Cades; y les hizo saber a ellos y a toda la congregación, y les mostró el fruto de la tierra.
27 Y le dijeron, y dijeron: ‘Llegamos a la tierra adonde nos enviaste, y ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ello.
28 Mas el pueblo que habita en la tierra es fiero, y las ciudades fuertes y muy grandes; y además vimos allí a los hijos de Anac.
29 Amalec habita en la tierra del Sur; y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en los montes; y el cananeo habita junto al mar, ya lo largo del Jordán.’
30 Y Caleb hizo callar al pueblo hacia Moisés, y dijo: ‘Debemos subir de inmediato y poseerla; porque somos muy capaces de vencerlo.’
31 Pero los hombres que subieron con él dijeron: ‘Nosotros no podemos subir contra el pueblo; porque son más fuertes que nosotros.
32 Y difundieron entre los hijos de Israel un mal informe de la tierra que habían reconocido, diciendo: ‘La tierra por donde hemos pasado para reconocerla, es tierra que devora a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en ella son hombres de gran estatura.
33 Y allí vimos a los Nephilim, los hijos de Anak, que vienen de los Nephilim; y éramos a nuestra vista como saltamontes, y así éramos a la vista de ellos.’